logo nuevo

¿Qué es el cross-docking?

cross docking
Tabla de contenidos

Tradicionalmente se ha tendido a almacenar las mercancías durante largos periodos de tiempo, pero se ha visto que esto genera costes que se pueden evitar si se reducen dichos tiempos. 

La técnica que sirve para reducir los tiempos de almacenamiento se denomina cross-docking, la cual se refiere a la preparación de pedidos que se envían directamente al cliente o clienta sin que estén almacenados durante más de 24 horas. 

Fases del cross-docking

Las fases del cross-docking son: 

Los proveedores programan la distribución de las mercancías. 

Se reciben las mercancías en el almacén y se revisan con la documentación que las acompaña. 

Se almacenan durante un corto periodo de tiempo inferior a 24 horas. 

Se preparan las mercancías para su expedición por parte de los distribuidores. 

cross-docking

Tipos de cross-docking

Según el tamaño, capacidad de la empresa y/o naturaleza del producto se diferencian varios tipos de cross-docking: 

Cross-docking directo: en este caso las mercancías se reciben y se expiden sin sufrir ningún tipo de modificación, es decir, ya vienen etiquetadas y empaquetadas desde el origen. 

Cross-docking indirecto: las mercancías recibidas deben reorganizarse en nuevas unidades logísticas. 

Cross-docking híbrido: se produce una combinación a la hora de preparar los pedidos donde una parte de la mercancía llega en vehículos y otra está en el almacén.

Ventajas de cross-docking

Las principales ventajas del cross-docking son: 

Se produce una menor manipulación de las mercancías, lo que supone menos errores y daños en las mismas. 

Se reducen los tiempos de almacenamiento y por tanto los plazos de entrega. 

Se ahorran costes al reducirse el tiempo y el espacio de almacenamiento. 

Aumenta la vida útil de las mercancías al reducirse los tiempos de almacenamiento.

Empresas a las que les interesa el cross-docking

Todas las empresas pueden optar por un sistema de preparación de pedidos de cross-docking si quieren ahorrar costes, tiempo y espacio. 

 En cualquier caso, existen algunas empresas o momentos concretos en los que resulta especialmente interesante recurrir al cross-docking: 

Empresas que manejan un gran volumen de mercancías: en estos casos es más sencillo controlar la demanda y por tanto se puede ajustar la cantidad de mercancías a almacenar y el tiempo de almacenamiento de las mismas. 

Empresas de mercancías perecederas: este tipo de mercancías requieren de un tiempo limitado de almacenamiento y/o una temperatura determinada de conservación, lo que hace idóneo el uso del cross-docking. 

Época de rebajas: se trata de un periodo en el que se prevé una alta demanda, de modo que se reduce el tiempo de almacenamiento. 

Empresas de productos de gran rotación: si los productos tienen una gran rotación se reduce el almacenamiento, por lo que el cross-docking es el sistema de preparación de pedidos más adecuado. 

 

¿Te ha gustado nuestro artículo sobre el cross-docking? Si estas interesado en los procesos logísticos y organización de espacio, en Academia del Transportista, puedes realizar ahora nuestro Curso de Sistemas y Procesos Logísticos.

¡Compártelo!
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Imprimir

Te puede interesar...